miércoles, 25 de julio de 2007

El sueño de Simón Bolívar

El sueño de Bolívar fue toda la América unida en nación. La Gran Colombia en Simón Bolívar fue la personificación del gran ideal de hermandad de América en la gran patria del nuevo mundo descubierto por los españoles en 1.492, según la visión ortodoxa.

Fue esa, una visión de grandeza que pudo tener vigencia en algún momento hace doscientos años pero que ahora, en este momento en que los procesos de integración se dirimen y se canalizan fundamentalmente poniendo énfasis en lo económico para encausar los vectores sociales y políticos; hacen inalcanzable e imposible el sueño de Bolívar en estos tiempos de mundialización.

Un mundo esencialmente sujeto a los procesos que derivan de la globalización y de los avances de la tecnología, que ponen a revisar la definición y precisión hasta del significado del analfabetismo, pone de relieve el carácter socarrón y chusco de todas las propuestas que surgen de Hugo Chávez y su revolución bolivariana; pero que llegan hasta el nivel de dramático y trágico cuando se toma como punta de vanguardia para materializar sus proyectos, la amenaza militar por la vía de la Guerra Asimétrica.

La realidad de integración económica más antigua en el suelo americano es la Comunidad Andina de Naciones (CAN), nacida como el Acuerdo de Cartagena, Colombia el año 1.969 no aguantó la presencia d Venezuela bajo la presidencia de Hugo Chávez el año 2.005 cuando Venezuela se retiró por razones no muy claras y poco argumentadas.

MERCOSUR, otra realidad integradora con avances en el área económica muy importantes, pero que abrió cauces para que la integración política y social de sus integrantes se materializara en mejoras para la calidad de vida de sus ciudadanos, ahora ha sido calificado por Hugo Chávez “como un bastión del capitalismo y un reducto del imperio” y es difícil que Venezuela, tal cuál como se ha mercadeado política y comunicacionalmente su promoción de ingreso, forme parte de esta unidad economica, politica y social.

Es que nada pasa y se aprueba, sino tiene el protagonismo de Hugo Chávez y si esa plataforma de integración no sirve a los intereses del sueño de Simón Bolívar según la visión terciada, alarmante y miope que le ha impreso el presidente de Venezuela, en una ruta que lleva directamente a la confrontación militar con la primera potencia de la tierra.


Tal cuál como se han venido presentando los acontecimientos en la sub región y la manera como Hugo Chávez esta manejándose en estos asuntos de la integración, es factible que pueda surgir un nuevo acuerdo integrador en el que los factores políticos, económicos y sociales sean marginales y accesorios en relación a lo militar. Según la visión liviana y aventurera de Hugo Chávez y su mentor político, el octogenario dictador cubano Fidel Castro, la implantación del modelo del Socialismo del siglo XXI pasa por priorizar los asuntos militares y reducir las presiones de la amenaza diseñada en el nuevo pensamiento militar de la Revolución Bolivariana, que pudieran materializarse a través de una invasión del imperio que ponga en peligro la sobrevivencia del proyecto político.

El sueño de Bolívar según la visión maniquea, decimonónica y sectaria de Hugo Chávez es Manuel Marulanda Vélez como Presidente en Colombia, Rafael Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia, Ollanta Humala en Perú, Daniel Ortega en Nicaragua, Fidel Castro en Cuba, López Obrador en México y él en Venezuela; ungidos por el poder omnímodo de una manera vitalicia gracias a la visión reformista de las constituciones y unidos para enfrentar en cualquier ámbito, la agresión del imperio; pero especialmente en el militar.

Muchos incrédulos dejan de lado el discurso recurrente, fanático e incómodo con que Hugo Chávez azuza a sus conmilitones a alistarse para la guerra contra el imperio; y nuestros colegas militares lo despachan con un dejo de raciocinio cínico y burlón al establecer y ponderar el poder relativo de combate (PRC) entre Venezuela y Estados Unidos en un combate sujeto a las convenciones que atesoramos en las escuelas de estado mayor. Olvidamos que Chávez ha suscrito algunos acuerdos militares con países de la sub. región latinoamericana; pero también ha suscrito convenios extracontinentales que no han tenido acceso a la opinión publica, sin obviar los acuerdos tácitos que existen con las organizaciones latinoamericanas nucleadas en torno a esa argamasa disímil y heterogenea, financiada con dineros de los venezolanos, que llaman Congreso Bolivariano de los pueblos y sus afinidades con organizaciones terroristas entre las cuales se encuentra las FARC-EP.

Los venezolanos cruzamos nuestras fronteras en una oportunidad para libertar 5 naciones del yugo opresor; ahora las vamos a franquear para imponer un vasallaje despótico disfrazado de Socialismo del Siglo XXI.

El sueño de Bolívar en la interpretación de Hugo Chávez es la peor pesadilla de los venezolanos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola amigo, me gustó tu análisis...

Me de ningún modo me gusta la pesadilla los venezolanos estan pasando, pero lo que me preocupa más, es que acá en mi país hay muchos que creen y piensan que Hugo C. Es el mejor integracionista de América y que su gobierno es lo mejor que le pudo haber pasado a Venezuela...

La verdada que los humanos no aprendemos, ya que siempre tropezamos con la misma piedra, me parace que a encarnado uno, que ya estaba en el infierno...

Anónimo dijo...

que te parece esta reflexion:

http://debatesyreflexiones.blogspot.com/2007/09/reflexiones.html

Anónimo dijo...

a mi parecer hugo chavez y evo morales son la misma porqueria, pero la diferencia es que evo es el peon o perro fiel de chavez y este le hace hacer lo que el quiere, tal vez por que exista alguna clase de amor secreto que evo le tenga ya que de seguro es un homosexual como el linera.

Anónimo dijo...

Buenas noches
La verdad me parece cínico y grosero su punto de vista, sobre la propuesta de Gobierno del Presidente Chávez, quien en poco tiempo ha logrado sacar saldar la Deuda con el Fondo Monetario Internacional, quienes eran los que dictaban las propuestas y planes económicos de nuestro país y eran apoyados por los anteriores presidentes. No soy Chvista pero recuerdo como era la situación socio económica, Pasábamos literalmente hambre y penurias para poder estudiar y medio vivir, y no teníamos los pobres derecho a un crédito para trabajar con dignidad, porque el concepto del pobre era el peor como una epidemia. Respeto su opinión, espero que respetan la mía.

Anónimo dijo...

Eso es amiga, también concuerdo con su opinión, incluso sin temor a declararme Chavista porque estamos en un pais libre donde podemos expresar nuestra opinión puedo afirmar con toda sinceridad que atravese una crisis familiar producto de las miserias humanas que dejaron los gobiernos pasados, mi madre sufrió de los nervios y estuvo en varias oportunidades internada en clinicas populares de reposo mental, te podras imaginar todo lo que yo y mis cuatro hermanos tuvimos que pasar viviendo en casa de familiares y mi padre tení un sueldo mínimo. Ahora tengo una casa digna gracias a primeramente a Dios y al Presidente como instrumento idóneo en las manos del Todopoderoso ahora soy una persona NUEVA en Cristo. Gálatas 5